Grupos de alimentos


  • Biogénicos- En una pirámide alimenticia bien constituida, se trata de la base cualitativa ideal de la alimentación humana. Son los alimentos generadores de la vida. Hablamos de semillas, cereales, leguminosas, hierbas y legumbres germinadas o en estado de brotes pequeños; en ese momento las plantas tienen una potencia increíble y sustancias necesarias para la revitalización celular que permite regeneración continua. Están repletas de vitaminas, minerales, oligo-elementos, aminoácidos, enzimas, hormonas vegetales, bioestimulantes, en síntesis, son vida y energía listas para comer.

  • Bioactivos- Son la base cuantitativa ideal de nuestra alimentación. Su consumo genera vitalidad, son alimentos que activan la vida.
    Se trata de las bayas, frutas, hierbas, legumbres, semillas, cereales y oleaginosos maduros. Deben consumirse crudos o remojados. Junto al primer grupo, los nombramos “alimentos vivos”.

  • Biostáticos- Son los alimentos que moderan la vida, consumirlos asegura el funcionamiento mínimo de nuestro organismo, pero al costo del envejecimiento de las células.
    Se trata de alimentos crudos almacenados en frío, o productos cocidos, secos y tamizados. Carnes de todo tipo a la cabeza del grupo.

  • Biocídicos- Son la base fundamental de la alimentación occidental en la actualidad.
    Son todos los alimentos cuyas fuerzas vitales han sido destruidas por los procesos físicos o químicos de refinamiento, conservación o preparación. Se trata de los generadores de la mayoría de las dolencias que hoy viven los seres humanos en el mundo, son parte del proceso de degradación del mundo y el hombre. Originan cansancio, dolores musculares y de cabeza, problemas de eliminación de toxinas y envejecimiento prematuro de la piel. El azúcar a la cabeza.


Es importante entender que los alimentos vivos nos dan energía y los desnaturalizados nos la quitan. Los primeros facilitan las funciones vitales, los otros las retardan y las dificultan al extremo.
Hay que darse cuenta también que, sin abandonar la gastronomía convencional y nuestra alimentación cotidiana, se puede lograr un equilibrio que no represente un sacrificio muy grande: un 60% de alimentos vivos equilibra el consumo de un 40% de alimentos procesados. Igualmente la experimentación y el bienestar inclinarán la balanza hacia el lado saludable. Los brotes avanzarán ocupando un lugar fundamental en la vida de quien los consuma.
La vitalidad, el color de su piel, su cabello y sus dientes, el funcionamiento de cada uno de sus órganos, la claridad mental, la capacidad de concentración, la potencia sexual extra, la facilidad para adelgazar y moldear el cuerpo, la fuerza y la resistencia, valen el incursionar en un buen trato del organismo. Solo hay que incorporar alimentos vivos a nuestra dieta y disfrutarlos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha encantado este blog. Procuraré seguir sus consejos. Muchas gracias

Anónimo dijo...

Me ha encantado este blog. Procuraré seguir sus consejos. Muchas gracias

Irma Flores dijo...

Muy bueno lo estoy haciendo .deberíamos difundir más por lo importante en alimentación sana económico fácil y al alcance de todos .

Irma Flores dijo...

Muy bueno lo estoy haciendo .deberíamos difundir más por lo importante en alimentación sana económico fácil y al alcance de todos .